Dramas de mi adolescencia.

28 de marzo de 2012

El conejo Blanco y mi país de las maravillas.


Desde niña soñaba con un mundo fuera de mi alcance, mi propia utopía. La ilusión perfecta llamada “Paraíso”, donde para llegar solo necesitaba cerrar los ojos. Era solo mía, podía descansar de la destrucción y del odio, podía ser perfecta. Al llegar un arce japonés tiñe mi vestido blanco a rojo, haciendo caer pequeños pétalos detrás de mí. Tres grandes cercidifilos encuentro combinados raramente con majuelos, dando esas hermosas flores de nieve. En el camino encuentro un sendero lleno de eucaliptos y hayas. Y en el suelo grandes cantidades de hojas de disanto me insisten a abrazarlas y a rodar junto a ellas. Caigo cerca de un bayán, donde siempre jugaba a las escondidas sola, escondiéndome de mí misma creo, de la desafortunada chica que tenía que volver al mundo algún día. A la derecha un corto rio; vive un sauce llorón con un pequeño banco color caramelo. Aquí el sol no quema, el frio no congela. Siempre me encontré con papá para hablar en ese banco y cada vez que me hacía reír, el viento desprendía flores de manzano y camelia de su árbol, haciéndolas bailar en el aire. Al final del sendero dos grandes y largas hileras de magnolias me conducen a una puerta de roble, despidiéndose. He perdido el camino de regreso a mi país de las maravillas. Quisiera a veces despertar de la realidad…volver a mi hogar. 

9 comentarios:

  1. esos mundos nos protegen, si eso hacen
    logran hacer que llueva en sequias
    que salga el sol en una tempestad
    si, eso hacen, mantienen intacto eso que en la vida aun no poseemos
    sin embargo a veces la realidad cierra toda puerta posible hacia ese lugar
    siempre hay una puerta trasera :)
    hermosa entraada! me encanta
    besos
    cami

    ResponderEliminar
  2. una entrada preciosa y cargada de emotividad
    puedes pasarte por mi blog a ver que te parece: autoabsurdo.blogspot.com.es
    un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Como dice Cami, no todas las puertas estan cerradas, siempre hay una aunque no la veamos sabes?
    Que linda entrada <3

    ResponderEliminar
  4. Quee liinda entrada.. ^^
    Y al final cuando ya nos sentimos en un lugar
    sin salida, de pronto aparece una puerta
    que nos conduce a una salida...
    y ya no nos sentimos ahogadas, encerradas.
    Mee encanto tu entrada, gracias por pasart
    besiitos ^^

    ResponderEliminar
  5. Quisiera despertar de mi realidad, me super llego esta frase, la realidad la mayoria de las veces me parece peor que una pesadilla!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Como tu, yo también me construía, mi propio paraíso,
    el lugar ideal para descansar, soñar y reír.
    Ese lugar es perfecto para desconectar de este mundo.
    Lo has descrito muy bien.
    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  7. :) Te habrás sentido identificadita con Alicia en el País de las Maravillas muchas veces, ¿cierto?. Aunque tu mundo, creo que llega a gustar incluso más. ;)

    ResponderEliminar
  8. es precioso i me encata ...creo que mi mundo se parece mucho al tuyo...pero como voy creciendo cada evz me cuesta mas, y se que abra un dia en que no recordare en camino!! muchas gracias por tus coemtarios tan bonitos bss cudate cami

    ResponderEliminar
  9. Very inspiring posts and blog! Would you like to share ideas and follow each other?

    ResponderEliminar

Antes de cualquier cosa, prefiero un comentario. Por favor, no seas agresivo en mi mundo perfecto. En este lugar, puedo ser realmente yo misma. Leo y respondo. Gracias.