Dramas de mi adolescencia.

11 de agosto de 2012

Heartless girl

Una helada peculiar entre todas las demás… una fría como siempre pero contraria brisa comenzó a crear una especie de cambio, aquel aura estaba dispuesto a dar una oportunidad a un nuevo sol. Pero el viento dudaba al ver los ojos de aquel rostro tan distraído. ¿Esto es lo que en verdad quería? Aquella estrella en el centro del sistema solar, lograba notar que no anhelaba presencias cerca suyo, su corazón siempre fue como un libro, todo el mundo podía leerlo. Había visto un salvador, un redentor en una fría noche de invierno. Le hizo ver la luz del día tan solo un instante, hasta que supo que no había nadie más, nada a que enfrentar. Por tanto tiempo había deseado sentirlo hasta lo más profundo de sus huesos, si tan solo lo hubiese visto. Ahora todos los rostros a su alrededor son desconocidos, está en un mundo paralelo. Se precipita a un vacio pero oculta la cabeza, ojala dejara de ahogarse en el dolor. Yendo a ningún lado, no tiene destino. Es un ave que no puede volar, un humilde pingüino. Y ahora que nadie seca sus lágrimas, que nadie estuvo para sacarla de aquel aire que le impedía respirar, sabe ha perdido pero al mismo tiempo ha ganado. La han infectado con amor y llenado de veneno. Debía sorber la tinta negra hasta sacarla, y aquella en su corazón ardía como el mismo fuego; hasta que finalmente todo fue solo un silencio. No había más dolor, no había más oscuridad. Había aprendido a sacar su propio veneno, había sido su única salvadora. Por eso decidió contemplar sonrientemente las estaciones que restaban de la mano de su fiel gato con botas, de su siempre presente taza de té y su libro favorito. Faltaba un mes para la primavera, cuatro para el verano, siete para el otoño y una eternidad, para volverse a preocupar. 

13 comentarios:

  1. Que hermoso texto *-*
    la verdad que muchas veces buscamos a alguien que sea nuestro salvador, y no sabemos que aveces nosotras mismas podemos hacerlo.
    Besitos & Suerte :)

    ResponderEliminar
  2. Consiguió paz! :D al menos eso senti cuando me iba acercando al final del texto! me encanto! las metáforas super bien transmitidas*-* muy bueno enserio.

    Saludos2

    ResponderEliminar
  3. es una historia preciosa como siempre te sale i trasmites muchos sentimentos..y no hay nada como esatr con lo que conoces tu gato con botas i tu libro preferido ......muchas gacias me as traido mucha paz.con muchas ganas de que llege le invierno i tu proxima entrada bss de saray

    ResponderEliminar
  4. Qué hermoso escribís, me siento muy identificada. Me encanta el diseño del blog, también. Te invito a pasarte por el mío, ojalá te guste: www.moorablog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Que hermoso texto, me gusta mucho la manera en la que escribís. Y tu blog es precioso y original.
    ¡Te sigo! Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanto, que hermoso texto Y me encanto lo de su unica salvadora porque no siempre hay alguien para ayudarnos a levantarnos cuando caemos, y tenemos que contar con nosotros mismos...
    Escribis hermoso, vi otras e tus entradas y te sigo me gusto mucho tu blog!
    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  7. Es hermoso, hace tanto que un texto no me llegaba como el tuyo. Ten por seguro que me pasaré más seguido porque escribes precioso. Millones de besos desde ✿ Black and white or colors.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. esta buenisimo q escribas en la adolescencia , pd: amo a effy !

    ResponderEliminar
  9. wou que profundo es como si me llegara un beso e! :)

    ResponderEliminar
  10. Me canta tu blog y este texto ! Escribes genial, cautivas con tus palabras y llega hasta el fondo. Te sigo desde ya.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. Gracias mi amoooor, yo amo mucho mas cada uno de tus textos! Pero no puedo comentarlos :(

      Eliminar

Antes de cualquier cosa, prefiero un comentario. Por favor, no seas agresivo en mi mundo perfecto. En este lugar, puedo ser realmente yo misma. Leo y respondo. Gracias.